sábado, 9 de agosto de 2014


EL PAR BIOMAGNETICO GRAN DESCUBRIMIENTO DEL Dr. GOIZ

Citas de Biomagnetismo  hechas por el Dr. GOIZ

CITA N° 1 (El alzheimer)

“…Sin embargo algunas enfermedades que se creen genéticas, no lo son; tal es el caso de:

Síndrome de Alzheimer, en realidad se trata de una infección por espiroquetas.

Talasemia, en realidad es una asociación de oxiuros y hepatitis E…”

CITA N° 2 (Úteros extirpados innecesariamente)

“…Del grupo de pacientes tumorales solo importan los verdaderos tumores, ya sean benignos o malignos; pero aún de este grupo debemos descartar los que con diagnóstico de tumor maligno, no existe evidencia formal del mismo.

Tal es el caso de la miomatosis uterina en donde hasta un 75% de los diagnósticos reportados por ultrasonografía, y que por lo mismo justifican la cirugía mutilante del útero de la mujer, en realidad se trata de hematomas intrauterinos que en forma posterior a la histerectomía son reportados por citología como NO MALIGNOS, pero ya a esas alturas y con el útero extraído no se atreven a reportar el resultado en el sentido de aclarar que se trataba era hematomas intrauterinos.

De igual forma con un antígeno prostático alto o por lo menos superior a lo normal, se practica la prostactectomía sin la existencia de tumor y aún cuando posterior al acto quirúrgico persista el antígeno prostático alto. En cinco ocasiones he tenido como pacientes ha personas a quienes se les ha extirpado la próstata, los testículos y en dos de ellos el pene; y el antígeno prostático no solo persiste sino que sigue aumentando, en contra de todos los pronósticos y todas las teorías en relación al fenómeno tumoral y, en especial, al de cáncer de próstata fundamentado en el antígeno protático y en el crecimiento de la glándula…”

CITA N° 3 (La causa del cáncer pulmonar no es el tabaco)

“…Se afirma que la causa del cáncer pulmonar es el tabaco, cuando esta costumbre o quizá vicio solo irrita la mucosa bronquial y/o la laringea, en menor grado que la exposición al aire contaminado, o a los gases de escape de combustiones, o a los gases y polvos industriales. Y si así fuera el caso, entonces con no fumar no habría cáncer pulmonar. Pero el cáncer pulmonar se da de igual forma en fumadores, en fumadores pasivos o en no fumadores. 

Porque el cáncer pulmonar es causado y depende es de la Mycobacterium Leprae y esta bacteria generalmente se transmite de la madre al hijo cuando le da de amamantar, o también se transmite por la saliva a través de besos húmedos en la boca. La bacteria ingresa en el organismo y se instala en el sitio que le resulta afin ─la escápula─ y espera pacientemente en forma latente durante 5, 10, 20 ó más años para asociarse a otras bacterias y virus patógenos para, ahí sí, desarrollar la neoplasia maligna. Sin embargo como los expertos en sanidad y los expertos en oncología afirman que “la causa del cáncer es el tabaco”, tanto los pacientes como sus médicos y hasta los productores de tabaco, lo reafirman y se someten a criterios supuestamente científicos…”

CITA N° 4 (El falso cáncer y el verdadero, son curables)

“…Que quede claro en sus mentes que el verdadero cáncer está ligado con la bacteria Mycobacterium Leprae, y que más del 50% de los diagnósticos “cáncer” son falsos positivos y que, ambos, el verdadero y el falso cáncer, son curables cuando se les entiende y atiende en su etiología y en su oportunidad; no en sus manifestaciones tumorales o degenerativas e incontroladas, peor aún, desquiciadas por la yatrogenia médico quirúrgica…”

CITA N° 5 (La extracción de un tumor no es un procedimiento curativo)


“…Porque el tumor es una manifestación tardía de la enfermedad, pero no es la enfermedad. Y el acto supremo de arrancar un tejido o un órgano y hasta el mismo transplante no son más que recursos heróicos que nos deberían avergonzar, toda vez que no son procedimientos curativos ni, menos aún, preventivos de la enfermedad. Al igual que sus drogas, todas ellas en fase de experimentación clínica, porque ninguna de ellas es curativa y todas son altamente tóxicas, así como la quimioterapia y la radioterapia, que pretenden lisar o ionizar células enfermas pero que, simultáneamente, lisan o ionizan células sanas ─el fin justifica los medios─. Pero en cuestión de salud y por lo tanto de medicina, la primera recomendación ética es “no hacer daño”, y las drogas medicamentosas contra el cáncer, la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia son altamente yastrogénicas y tóxicas, porque al desconocer la etiología, estamos es tratando las manifestaciones tumorales y por lo mismo tardías, pero no se está tratando el fenómeno patógeno que es el generador o raíz de la enfermedad…”

CITA N° 6 (Cáncer cérvico uterino mal diagnosticado)

“…Clínicamente el cáncer cérvico uterino cursa con hemorragias incontroladas, con edema, exudado vaginal, mal olor vaginal, dolor de vientre bajo, malestar general, anemia y otros síntomas inespecíficos; y, generalmente, no hay evidencia de tumor, solo la prueba de Papanicolaou positiva y, ocasionalmente, la presencia de antígenos también positiva; y con esas bases se ordena y practica la histerectomía radical. Ocasionalmente se constata la presencia de tumores en el útero, pero generalmente son miomas ─no malignos─ o imágenes sugestivas del tumor que pueden ser abscesos y en ocasiones hasta coágulos sanguíneos.

Después de analizar cientos de casos con este tipo de “cáncer”, he podido constatar que se trataba de asociaciones bacterianas de la pelvis o de otros órganos que potencializados se manifiestan en todo su esplendor en la región cérvico-uterina, y estas bacterias son Chlamydia Trachomatis, Yersinia Pestis, Pseudomona Aureoginosa, Enterobácter Cloacae, asociadas a hongos patógenos como el Malassezia Furfur, y a virus patógenos como Papiloma Virus, Parvo Virus, Corona Virus, y hasta parásitos como la Shigella, la Leishmanía y las tricomonas; y en tanto existan más microorganismos patógenos asosiados, más severa será la manifestación patógena. Lo grave, lo incongruente, lo cruel del fenómeno cáncer cérvico uterino mal diagnosticado, es que habiendo extirpado el útero y sus anexos, se dejan en el organismo a todas las bacterias, virus, hongos o parásitos patógenos que, por cierto, no han sido identificados y los cuales tienden a establecerse en otro órgano de la cavidad pélvica abdominal. Esto se da porque el médico (de buena fe) centra su atención en el fenómeno tumor y lo trata con cirugía, drogas y quimioterapia, pero se deja de lado la etiología (causas) porque la desconoce y porque no tiene elementos de diagnóstico que le permitan entender y atender esa etiología, solo cuenta con la manifestación clínica o radiológica y los resultados citológicos o clínicos que es con lo que se conforma el paquete justificador de la actividad supuestamente curativa…”

CITA N° 7 (El proceso tumoral)

“…Gracias a los conceptos Biomagnéticos y Bioenergéticos, ahora entiendo que el proceso tumoral exige de un microorganismo que ablande la membrana celular, de otro agente que altere el citoplasma en su pH y demás elementos naturales, y de virus estructurales de ARN que desquicien el comportamiento del núcleo celular y por lo mismo los códigos genéticos. De otro agente que le dé ubicación al fenómeno y, finalmente, de otro que le dé características de malignidad; pero en todos los casos de cáncer real, deben conjuntarse estos agentes para certificar la neoplasia maligna; de tal forma que cuando falta alguno de ellos, principalmente el que condiciona la malignidad, me atrevo a calificarlos como FALSO CÁNCER aún cuando la citología, la radiología o el antígeno específico los describa como cáncer.

Independientemente de la morbilidad, de la mortalidad, del impacto económico, social, laboral y hasta cultural que el fenómeno tumoral conlleva, y considerando el solo hecho de que hasta la fecha no existe en la medicina tradicional una explicación lógica y por lo mismo una curación práctica de estos pacientes, justifica que se aborden sus patologías desde otros punto de vista…”

CITA N° 8 (El tumor no es la enfermedad)

“…La cirugía como medio del tratamiento del cáncer, por lo mismo no curativo, es la antítesis y confusión de la medicina tradicional, que con toda su supuesta capacidad se atreve a arrancar un tumor antes de curarlo y se ufana de extirpar un órgano justificando su acto porque se trata de neoplasias o tumores que no son entendidos en su formación y que no pueden curar; pero que, aún extirpado el órgano o el tumor, predispone al organismo para nuevas malformaciones toda vez que la neoplasia es el resultado de un proceso desconocido; porque el tumor en sí no es la enfermedad, solo su manifestación clínica. Sin embargo el cirujano generalmente obedece las indicaciones del oncólogo…”

CITA N° 9 (Tampoco el antígeno es una prueba incontrovertible de cáncer)

“…Después de tantos años de practicarse el Papanicolau como prueba citológica del cáncer y de justificar, más que por la clínica, la extirpación de úteros, se nos informa que la prueba “no tiene valor probatorio de cáncer”, sino que apenas es un elemento sugestivo que ahora debemos completar con el estudio del antígeno específico. Pero tampoco el antígeno es comprobatorio de cáncer ya que he tenido numerosos(as) pacientes con antígenos altos y sin tumor; y pacientes con tumor sin presencia de antígeno; y, sin embargo, ¿cuántos úteros se han extirpado en mujeres? Para justificar se ha llegado al exagerado y acomodado concepto quirúrgico de aceptar que “el útero solo sirve para dar hijos y para dar problemas”.

Los otros dos elementos utilizados para el tratamiento del cáncer, radioterapia y quimioterapia, prefiero explicarlos en detalle al hablar del tratamiento ortodoxo del cáncer, porque es tanta su mal interpretada efectividad que no solo ayuda al proceso tumoral, sino que lo aumenta; más aún, desquicia el sistema inmune y prepara al paciente para una incontrolada actividad tumoral y para una muerte más infame.

Fuente: el par biomagnetico Dr Goiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...